• Econfinados. Víctor López

Contratación y formación. Tipos de contrato

Realizada la previsión de personal para cubrir los puestos de trabajo necesarios, reclutados los candidatos de forma interna o externa y llevado a cabo el proceso de selección, estaremos en disposición de contratar y formar a nuestro equipo humano.


La formación del personal es una inversión (no un gasto) que debe realizar la empresa al contratar a sus trabajadores. Esta debe ser continuada en el tiempo y puede llevarse a cabo de forma interna (por la propia empresa) o externa (otras).


El contrato de trabajo es un acuerdo de carácter voluntario firmado entre empresa y trabajador, por el cual este último se compromete a prestar sus servicios de manera personal bajo el mandato de la dirección a cambio de una remuneración.


A continuación analizaremos los tipos de contrato que la empresa puede realizar:



TIPOS DE CONTRATO DE TRABAJO


En la actualidad existen dos grandes grupos de contratos:

  • Fijo o indefinido: Los que no tienen fecha de finalización alguna.

  • Temporales: Aquellos con una fecha de duración determinada.

Los contratos temporales se pueden dividir en los siguientes:


FORMATIVOS

Tienen la intención de otorgar formación o experiencia laboral. Hay de dos tipos:


  • EN PRÁCTICAS

  • Dirigido a personas con titulación. (Grado universitario o ciclo formativo).

  • Duración de entre 6 meses y 2 años.

  • El trabajador cobrará como mínimo el 60% o 75% del salario total cada año.


  • PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

  • Trabajadores de entre 16 y 25 años.

  • Dirigido a personas sin titulación.

  • Tienen una duración de entre 1 y 3 años.


POR OBRA O SERVICIO

Se finaliza al acabarse la obra o el servicio para el que fue contratado.


EVENTUAL

Surge al modificarse las circunstancias de producción (aumenta el nivel de trabajo).


DE INTERINIDAD

Sirve para sustituir a otros trabajadores que van a estar de baja o excedencia.