• Econfinados. Víctor López

La toma de decisiones en la empresa

La función de los directivos no es solo la de gestionar o dirigir al equipo humano, sino que también deben tomar decisiones. A continuación analizaremos como la matriz de decisión puede ayudar a tomar decisiones en distintas situaciones o estados.


La matriz de decisión es una herramienta que sintetiza todas las opciones de elección de una empresa (estrategias) junto a todos sus resultados esperados (desenlaces), los cuales van a depender de las distintas situaciones que pueda encontrarse o suceder (estados de la naturaleza) y de la probabilidad (%) de que estos ocurran.


Analizaremos el proceso de toma de decisiones a través de un ejemplo, concretamente una actividad de la prueba de acceso a la universidad (selectividad) de la comunidad autónoma de Castilla la Mancha de junio de 2019.



TOMA DE DECISIONES EN SITUACIONES DE CERTEZA Y RIESGO


Una empresa puede construir una nueva fábrica en Alemania, China o España, sabiendo que los beneficios esperados van a depender de que la demanda futura suba, baje o permanezca constante.


Los beneficios esperados, en miles de euros, serían respectivamente:

  • Alemania: 300 / 200 / 100

  • China: 250 / 240 / 160

  • España: 225 / 205 / 175

a) Configure la matriz de decisión (situación de incertidumbre)



Cuando un empresario necesita decidir la estrategia más adecuada, debe saber en qué situación se encuentra, o mejor dicho, necesita conocer que probabilidad existe para cada uno de los estados de la naturaleza, que en nuestro caso es la demanda futura.


Según lo indicado nos encontramos en tres posibles situaciones, según la probabilidad. Explicaremos cada una de ellas tomando como base el ejemplo anteriormente citado.


SITUACIÓN DE CERTEZA

En situación de certeza no habría tres estados de naturaleza y sabríamos al 100% que la demanda futura, por ejemplo, va a SUBIR. En tal caso nos decidiríamos por Alemania, ya que nos aportaría el mayor beneficio esperado, 300.000 euros.


SITUACIÓN DE RIESGO

En situación de riesgo deberían habernos dicho las distintas probabilidades que tienen de suceder los distintos estados de la naturaleza. Por ejemplo 35%, 40% y 25% de forma respectiva

Para ese ejemplo, el mayor beneficio nos lo daría China:

  • Alemania: (300*0,35) + (200*0,4) + (100*0,25) = 210

  • China: (250*0,35) + (240*0,4) + (160*0,25) = 223,5

  • España: (225*0,35) + (205*0,4) + (175*0,25) = 204,5


SITUACIÓN DE INCERTIDUMBRE

Es la situación que plantea el problema, ya que desconocemos los porcentajes asignados a cada uno de los estados de la naturaleza. Por tanto realizamos la matriz de decisión, tal y como nos pide el enunciado:





TOMA DE DECISIONES EN SITUACIÓN DE INCERTIDUMBRE


Una vez realizada la matriz de decisión, el problema nos plantea lo siguiente:


b) Indique, de forma razonada, las decisiones que tomaría si aplicase los siguientes criterios: Laplace, optimista, pesimista y optimismo parcial de Hurwicz con un coeficiente de optimismo del 0,65.



En situación de incertidumbre desconocemos los porcentajes asignados para cada estado de la naturaleza, por lo que utilizaremos distintos criterios para tomar la decisión adecuada en función del nivel de riesgo a asumir. Estos son:




CRITERIO PESIMISTA (MAXIMIN, MINIMAX O DE WALD)


El criterio de Wald se sitúa en el peor de los casos y por tanto supone que se va a dar el PEOR estado de la naturaleza, sea cual sea la estrategia elegida. Es poco arriesgada.


Por tanto, primero elegimos el beneficio MENOR de cada estrategia para más tarde escoger aquella (de las anteriores) que aporte un MAYOR beneficio, es decir, la que MAXIMICE los MÍNIMOS beneficios elegidos, en este caso España (175.000 €).


(*) Si en lugar de beneficios tuviéramos costes, primero elegiríamos los costes mayores.

(La peor opción).




CRITERIO OPTIMISTA (MAXIMAX)


Este criterio, al contrario que el anterior supone que siempre se va a dar el MEJOR estado de la naturaleza, sea cual sea la estrategia elegida. Es muy arriesgada.


Por tanto, primero elegimos el beneficio MAYOR de cada estrategia para más tarde escoger aquella (de las anteriores) que aporte un MAYOR beneficio, es decir, la que MAXIMICE los MÁXIMOS beneficios elegidos, en este caso Alemania (300.000 €).


(*) Si en Iugar de beneficios tuviéramos costes, primero elegiríamos los costes menores.

(La mejor opción).




CRITERIO DE LAPLACE O RAZÓN INSUFICIENTE


El criterio de Laplace se basa en el principio de razón insuficiente al asegurar que no existe ninguna razón por la un estado de la naturaleza vaya a ocurrir antes que otro.


Laplace soluciona el problema de toma de decisiones asignando a cada estado de la naturaleza la misma probabilidad de suceder. En nuestro caso, al haber tres situaciones distintas, asignará 1/3 a cada una de ellas y elegirá la estrategia que más le convenga (mayores beneficios).


Para nuestro caso, la solución será China (216.660 €):


(*) Si tuviéramos costes, elegiríamos la estrategia con un coste menor.




CRITERIO DE HURWICZ - (Optimismo: α = 0,65)


El modelo de Hurwicz solo tiene en cuenta el mejor y peor desenlace de cada estrategia, asignándoles respectivamente un coeficiente de optimismo (α) y pesimismo (1- α), situados entre 0 y 1 (0 < α < 1).


Hurwicz aplica el coeficiente de optimismo (α = 0,65) a la mejor opción y por tanto aplica el de pesimismo (1 - α = 0,35) a la peor, tal que así:

Según este criterio, la mejor opción sería China (283.500 €)


(*) Si tuviéramos costes, el mejor desenlace serían los costes bajos (y viceversa).




CRITERIO DE SAVAGE


Savage solucionó el problema de la toma de decisiones teniendo en cuenta los costes de oportunidad generados, observando en primera instancia cual era la mejor estrategia de cada estado de la naturaleza.

(*) Si tuviéramos costes, elegiríamos los desenlaces con un coste menor.




Posteriormente creó una nueva matriz en la que aparecería el coste de oportunidad de cada estrategia, es decir, a partir del dato más favorable obtenido en el apartado de antes, se observaría “lo que se empeora” en caso de elegir cada estrategia, en lugar de la anterior.



Para acabar, seleccionaba el coste de oportunidad menos favorable en cada estrategia, que en nuestro caso, al tratar con “beneficios” será el dato más alto, es decir, lo que dejaríamos de ganar (75 / 50 / 75).


Nos quedaremos con la estrategia en la que ese coste de oportunidad sea menor, en este caso China, con 50.000 €.

(*) Si trabajáramos con costes en lugar de beneficios se haría igual, ya que en esta situación estamos trabajando con los costes de oportunidad.