• Econfinados. Víctor López

El patrimonio de la empresa

El patrimonio neto muestra la riqueza de la empresa en un momento determinado y está formado por la suma de sus bienes y derechos de cobro menos sus obligaciones de pago.


El patrimonio neto empresarial está formado por:








Como ejemplo, calcularemos el patrimonio neto de una empresa con los siguientes elementos patrimoniales:

- Nave industrial (bienes): 150.000 €

- Dinero en efectivo aún sin invertir (bienes): 10.000 €

- Derechos de cobro de sus clientes: 20.000 €

- Deudas u obligaciones de pago: 60.000 €



En este momento concreto la empresa contaría con un patrimonio neto o riqueza de 120.000 €, es decir, este es el dinero o fondos con los que contaría en realidad, o sea, los recursos o fondos propios de la empresa.


Sin embargo, en contabilidad los elementos patrimoniales aparecen ordenados de forma distinta, separando entre:

  • ACTIVO: lugar donde se encuentra invertido o por invertir su dinero, o sea, el lugar de destino o aplicación de los fondos.

  • P. NETO y PASIVO: son las fuentes de financiación u origen de los fondos de la empresa (recursos propios y ajenos).

Esta forma de representar los elementos patrimoniales de la empresa es lo que conocemos como ECUACIÓN FUNDAMENTAL DEL PATRIMONIO.



La ecuación fundamental del patrimonio indica que la suma de los bienes y derechos (activo) es igual a la suma de las obligaciones y recursos propios (pasivo y neto patrimonial).


En nuestro ejemplo anterior, tendría el siguiente orden:




Una vez explicada la relación entre bienes, derechos y obligaciones con el activo, neto patrimonial y pasivo de empresa, comprenderás el estrecho vínculo que existe entre las inversiones y las fuentes de financiación que estudiamos en la unidad anterior con la contabilidad:







5 vistas0 comentarios