• Econfinados. Víctor López

Financiación propia externa

La financiación propia está formada por aquellos recursos que la empresa no tiene que devolver y por tanto permanecen en ella a largo plazo (recursos permanentes). A su vez, este tipo de financiación propia puede ser externa o interna.


La financiación propia externa es aquella que pertenece a la empresa y por lo tanto no tendrá que devolver pero que no ha sido generada por la propia actividad empresarial y por tanto proviene de fuentes exteriores (dinero de los socios, ayudas…).



Existen distintos tipos de financiación propia externa:



APORTACIONES DE LOS PROPIETARIOS

  • Capital: Recursos aportados por los socios en el momento de constituirse la sociedad, es decir, al inicio.

  • Ampliaciones de capital: Sucesivas aportaciones de los socios durante la marcha de la empresa. Los antiguos socios tienen derecho de suscripción preferente a los nuevos.




SUBVENCIONES


Ayudas de carácter monetario, que reciben las empresas para poner en marcha su n


egocio o poder expandirse.

Estas ayudas provienen de las administraciones públicas y van destinadas en su mayoría hacia los autónomos y las PYMES.






OTRAS FUENTES ALTERNATIVAS (APORTACIONES DE AGENTES EXTERNOS)

  • Sociedades de capital riesgo: Empresas que adquieren la mayor parte de las acciones de otra (haciéndose socios), con la intención de venderlas a un precio mayor en el futuro. Normalmente suelen invertir en empresas de gran proyección de base tecnológica (startups).

  • Business engels: Personas que, al igual que las sociedades de capital riesgo, invierten en empresas con gran proyección solo que, al contrario que las anteriores, también ayudan en la gestión de la misma aportando sus conocimientos, experiencia o contactos.

  • Crowdfounding: Campañas de micromecenazgo en la que muchos pequeños inversores aportan cantidades de dinero a una empresa de forma desinteresada (donaciones) o esperando algo a cambio (recompensas o reparto de beneficios).




5 vistas0 comentarios