Análisis financiero: liquidez y solvencia

El análisis financiero estudia existencia de equilibrio entre las inversiones y la financiación de la empresa, es decir, si posee la capacidad de realizar inversiones rentables al mismo tiempo que es capaz de afrontar todas sus obligaciones de pago a corto y largo plazo (tiene liquidez y solvencia).


La existencia de equilibrio financiero es equivalente a que la empresa posea dos importantes cualidades:


LIQUIDEZ


Es la capacidad que poseen las empresas para convertir todos sus activos en dinero líquido (disponible) de modo que puedan hacer frente a sus deudas a corto plazo, más urgentes.


SOLVENCIA


Es la garantía que ofrece la empresa de poder hacer frente a sus deudas a largo plazo con el valor de todo su activo, para lo cual el valor total de este debe ser mayor al de su deuda o financiación ajena (pasivo).




Estas dos características serán alcanzables por parte de cualquier empresa siempre que siga estos principios de prudencia financiera:


PRINCIPIOS DE PRUDENCIA FINANCIERA


1º) El ”ANC” debe financiarse con fondos permanentes (PN y PNC)


El inmovilizado de la empresa (ANC) está formado por todos los elementos necesarios para poder sobrellevar su actividad y que permanecen durante más de un ejercicio económico en la misma.

Estos elementos suelen ser costosos, y además requieren de un largo periodo de tiempo para que generen el dinero suficiente y necesario para financiarse a sí mismos, motivo por el cual se deben financiar con fondos a largo plazo, es decir, con PN y ANC.


Primer principio de prudencia financiera


2º) El ”AC” debe financiarse con fondos a corto plazo (PC) pero también con parte de sus fondos permanentes (PNC y PN).


Si una empresa presentase problemas de liquidez y no tuviera dinero disponible*, no se materializaran sus derechos de cobro (realizable*) o no vendiera sus existencias*, sus deudas a corto plazo y más urgentes (pasivo corriente) no se podrían atender.


Por este motivo, el activo corriente debería ser siempre mayor que el pasivo corriente, o lo que es lo mismo, el “AC” no debería estar financiado únicamente por “PC” sino también por fondos permanentes (PNC y PN), tal y como vemos en la imagen.


Los fondos permanentes de la empresa deben financiar parte del activo corriente para que así exista un pequeño colchón de seguridad que permita pagar sus deudas a corto plazo en caso de que existiesen problemas de liquidez.


Este colchón es lo que denominamos FONDO DE MANIOBRA, el cual estudiaremos en la siguiente entrada.


Fondo de maniobra




66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo