• Econfinados. Víctor López

Eficiencia técnica y económica.

Una tecnología o proceso productivo es eficiente técnicamente respecto a otra si aprovecha mejor los recursos productivos, o lo que es igual, presenta mayor productividad de dichos recursos. Esto puede ocurrir a través de dos situaciones o formas distintas.


Un proceso productivo es eficiente técnicamente respecto a otro si se dan alguna de estas dos situaciones:

  1. Mayor producción utilizando igual cantidad de recursos.

  2. Igual producción utilizando menor cantidad de recursos.


Vamos a suponer el siguiente ejemplo para explicar el concepto de eficiencia técnica:



SITUACIÓN 1: La tecnología “A” es eficiente técnicamente respecto a “B”.

  • La tecnología A ofrece una mayor producción que B (500/300).

  • Ambas tecnologías utilizan igual cantidad de recursos (5/10).


SITUACIÓN 2: La tecnología “A” es eficiente técnicamente respecto a “C”.

  • Ambas tecnologías (A/C) ofrecen igual producción (500).

  • La tecnología A utiliza menos recursos de capital que C (10/15).



Por otro lado, si comparamos las tecnologías A y D, podemos apreciar lo siguiente:

  • Mismo nivel de producción en A y D (500 / 500).

  • Mayor uso de factor productivo “trabajo” en A (5/4).

  • Menor uso del factor productivo “capital” en A (10/12).

  • Las dos tecnologías (A/D) presentan igual eficiencia técnica.

En este caso debemos conocer el coste de cada factor para saber que tecnología es la más barata (la más eficiente). DEBEMOS CONOCER LA EFICIENCIA ECONÓMICA.



Una tecnología es eficiente económicamente cuando el coste de los factores productivos utilizados es más barato que en el resto de tecnologías posibles. La eficiencia económica se utiliza para escoger la mejor tecnología de entre aquellas con igual eficiencia técnica.


Para calcular la eficiencia económica es necesario conocer el coste unitario de los factores productivos utilizados. Siguiendo con el ejemplo de antes, supongamos lo siguiente:

  • Trabajo: 2.000 € / trabajador.

  • Capital: 5.000 € / máquina.

En este caso, nos quedaríamos con la tecnología A, ya que tiene un coste menor.


Sin embargo, el “cálculo” de la eficiencia pueden presentar dificultades a la hora de servirnos para escoger la mejor tecnología, por dos motivos:

  • Si hay muchas tecnologías podemos equivocarnos al comparar.

  • Si hay muchas tecnologías puede ser un proceso largo y tedioso.

Para estos casos, podemos utilizar métodos analíticos para conocer el proceso productivo más eficiente. DEBEMOS CALCULAR EL NIVEL DE PRODUCTIVIDAD.


Para saber más sobre los tipos de utilidad, su utilidad y forma de medición, deberás dirigirte a las próximas entradas