Los ciclos empresariales

Las actividades que realiza la empresa se ordenan en ciclos que se reproducen constantemente en el tiempo, estos son: el ciclo de explotación (corto) y el de amortización (largo).



EL CICLO CORTO O DE EXPLOTACIÓN


Es el periodo transcurrido desde que la empresa compra materias primas o mercancías hasta que cobra por su venta, motivo por el cual este ciclo también se conoce como dinero-mercancía-dinero o ciclo corto al producirse dentro de un mismo ejercicio económico.

  • La duración del ciclo de explotación se conoce como periodo de maduración, o número de días en que se recupera la inversión.

  • Como el periodo de fabricación, venta o cobro es distinto para cada mercancía, utilizamos el número medio de días, es decir, el PERIODO MEDIO DE MADURACIÓN.

A la empresa le interesa que este ciclo sea lo más corto posible, ya que así recupera su inversión antes y podrá tener más ciclos al año.


Ciclo corto o ciclo de explotación



EL CICLO LARGO O DE AMORTIZACIÓN


Es el periodo transcurrido desde que la empresa compra un equipo productivo (maquinas, vehículos...) hasta que realiza su reposición.

En este periodo, superior al año o ejercicio económico (ciclo largo), la empresa debe realizar la amortización del bien para que cuando se produzca su completa depreciación, tenga el suficiente dinero ahorrado para no tener que pedir prestado (no se descapitalice).


A la empresa le interesa que este ciclo sea lo más largo posible, ya que así tardará más tiempo en tener que renovar sus equipos.


Ciclo largo o de amortización


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo