• Econfinados. Víctor López

Los organigramas

Un organigrama es la representación gráfica de la estructura organizativa formal de la empresa. Los organigramas permiten dar a conocer la organización interna de la empresa de una forma sencilla y fácil a otros agentes externos interesados.


La organización formal de la empresa y, dentro de ella, su departamentalización se pueden representar a través de lo que conocemos como organigramas. Analizaremos los tipos de organigramas y las relaciones existentes en ellos.



CLASIFICACIÓN DE LOS ORGANIGRAMAS SEGÚN SU FORMA


Organigramas verticales: Las relaciones de autoridad van desde arriba (mayor autoridad) hasta abajo (menor autoridad).







Organigramas horizontales: Las relaciones de autoridad van de izquierda (mayor autoridad) a derecha (menor autoridad).








Organigramas radiales: Las relaciones de autoridad van desde el centro (mayor autoridad) hacia afuera (menor autoridad).














(*) CLASIFICACIÓN DE LOS ORGANIGRAMAS SEGÚN OTROS CRITERIOS

Aunque la clasificación de organigramas en base a su forma es la más utilizada, existen otros criterios que estudiaremos a continuación. Además en un organigrama se aprecian dos tipos de relaciones claramente diferenciadas.


ORGANIGRAMAS SEGÚN SU FINALIDAD

  • Informativos: Aportan información muy genérica sobre la empresa, apareciendo en ellos solamente las áreas más importantes.

  • Analíticos: Aportan información detallada de toda la organización.


ORGANIGRAMAS SEGÚN SU EXTENSIÓN

  • Generales: Aparecen todas las áreas funcionales de la empresa.

  • Parciales: Aportan información de un departamento en concreto.


ORGANIGRAMAS SEGÚN SU CONTENIDO

  • Estructurales: Aportan información de toda la empresa, tanto de sus departamentos como de sus relaciones internas.

  • Funcionales: Representa de forma detallada las tareas asociadas a cada empleado o departamento.

  • De Recursos Humanos: En ellos aparece la posición ocupada por cada empleado en la empresa y su nombre.


EL ORGANIGRAMA Y SUS RELACIONES


En todo organigrama podemos diferenciar al menos un tipo de relación entre los distintos departamentos, hablamos de las relaciones jerárquicas o autoritarias (rango o nivel de mando), representadas por una línea continua en el organigrama.


Pero a veces, las empresas mantienen relaciones de staff o asesoramiento (abogados, gestoría…), que se representan a través de una línea discontinua en el organigrama.