• Econfinados. Víctor López

Productividad global a precios constantes y corrientes

La productividad global es un indicador que va a permitir a la empresa comparar la eficiencia de su proceso productivo:

  • Respecto a sí misma, analizando datos de años anteriores.

  • Respecto a otras empresas del sector en el mismo año.

Si la empresa utiliza el indicador de la productividad global para compararse consigo misma en años anteriores, deberá calcularla con los precios del año base, tanto para los productos obtenidos como para los factores utilizados, es decir, a precios constantes.


Para que puedas comprender la diferencia entre el cálculo de la productividad global a precios constantes y corrientes, recurriremos a la empresa del ejemplo utilizado en la entrada anterior, pero en esta ocasión con los datos que obtiene al año siguiente:



EJEMPLO PRODUCTIVIDAD A PRECIOS CONSTANTES (AÑO BASE)


Al año siguiente, la panadería produce 18.000 barras de pan al año (1500/mes), las cuales vende a 2 € cada una. Además vende 2000 pasteles al mes, a un precio de 2,50 € la unidad. Los factores son:

  • Trabajo: 4 trabajadores, cada uno 5 horas al día, 20 días al mes. El coste que suponen las horas de cada trabajador ahora es de 6€.

  • Capital: 4 máquinas, cada una 2 horas al día, 15 días al mes. El coste que suponen las horas de cada máquina ahora es de 12€.



  • La productividad global es inferior al año anterior (PG1=1,71).

  • Por cada euro invertido por la empresa en el proceso productivo, obtiene productos valorados en 1,71 € (71 céntimos por cada euro).

  • La empresa es menos eficiente que el año anterior (PG0=2)



(*) RECUERDA


Para el cálculo de la productividad global a precios constantes, seguimos usando los precios del año anterior, es decir, no usamos 2€ ni 2,5€ respectivamente para las barras de pan y los pasteles, sino 1€ y 2€. Del mismo modo, no usamos 6€ para el coste del factor trabajo ni 12€ para el coste del factor capital, sino 5€ y 10€ (los precios de los factores en el año base).


Si hiciéramos lo anterior, estaríamos cometiendo el error de calcular la productividad global de la empresa con precios corrientes, de modo que el resultado obtenido no sería del todo fiable, ya que se vería influenciado por la variación en dichos precios.




¡¡CUIDADO!! - EJEMPLO PRODUCTIVIDAD A PRECIOS CORRIENTES


Si calculáramos la productividad utilizando los precios del año actual en lugar de utilizar los del año base (los del año anterior), obtendríamos:



Parecería que hemos aumentado nuestra eficiencia, haciéndonos ver que tenemos una productividad global de 2,08 (PG1=2,08) en lugar de 1,71 como ocurre en realidad, llevándonos a interpretaciones erróneas.