• Econfinados. Víctor López

Cálculo y gráfica del punto muerto

El umbral de rentabilidad o punto muerto, es la cantidad de productos que una empresa tiene que fabricar y vender para recuperar sus costes totales (fijos y variables) y comenzar a tener beneficios con la siguiente unidad de producción.


Para la cantidad del punto muerto el beneficio es 0 (Bº=0), ya que con ella todos los ingresos y gastos se igualan (IT=CT).


Si repasas la función de beneficio estudiada en la entrada anterior podrás comprobar que, tanto en la fórmula de ingresos totales como en la de costes totales, aparece la cantidad (q*) vendida o fabricada por la empresa.


Para calcular el punto muerto siempre supondremos que vendemos todas las “q*” producidas.




Lo que realmente buscamos con el cálculo del punto muerto es saber la cantidad (q*) de productos fabricados y vendidos para la cual el Bº= 0. De este modo obtenemos:




(*) MARGEN DE COBERTURA (Denominador: “p – CVme”): Muestra la ganancia neta obtenida por cada unidad que la empresa fabrica y posteriormente vende.




SIGNIFICADO ANALÍTICO DEL UMBRAL DE RENTABILIDAD


Una empresa puede producir y vender una cantidad (q) diferente al punto muerto (q*), encontrándose con tres posibles situaciones:


  • (Q < Q*): Producir y vender una cantidad menor al punto muerto.

En esta situación la empresa tendrá pérdidas. (Bº < 0) (IT < CT).

  • (Q = Q*): Producir y vender una cantidad igual al punto muerto.

En esta situación la empresa deja de tener pérdidas (Bº = 0).

  • (Q > Q*): Producir y vender una cantidad superior al punto muerto.

En esta situación la empresa tendrá ganancias (Bº > 0) (IT > CT).