Financiación ajena a corto plazo

La financiación ajena a corto plazo está formada por todos los recursos que la empresa recibe prestados, los cuales tendrá que devolver casi siempre junto al pago de unos intereses (coste de la financiación), y con un plazo de devolución inferior al año.



PRÉSTAMOS BANCARIOS A CORTO PLAZO


Es dinero concedido por entidades financieras a las empresas para una inversión concreta en las que el plazo de devolución, del capital solicitado más los intereses, es igual o inferior al año.



CRÉDITOS BANCARIOS A CORTO PLAZO


Es una cantidad de dinero que el banco pone a disposición de las empresas y que no tiene un fin concreto (pago de salarios, proveedores, etc.), pudiendo ser utilizado en su totalidad o no.

Dos instrumentos son los más comunes para facilitar el crédito:

o Tarjeta de crédito: Se usa el dinero concedido y a principios del mes siguiente cobran a la empresa lo utilizado. Cobrarán una comisión por su uso y unos intereses si aplaza el pago.

o Línea de crédito: Contrato de carácter anual gracias al cual la empresa dispone de crédito en una cuenta corriente que puede ir utilizando en su día a día. A final del año o del contrato, la empresa debe regularizar la cuenta devolviendo lo utilizado más un interés junto a una comisión por el dinero no utilizado.



DIFERENCIAS ENTRE PRÉSTAMO Y CRÉDITO BANCARIO

Diferencias entre préstamo y crédito


CRÉDITOS COMERCIALES


Dinero con el que cuenta la empresa (crédito) al posponer el pago a sus proveedores (debido al comercio) por la compra de materia prima durante un periodo de tiempo concreto, entre 30 y 90 días.

Es una fuente de financiación muy ventajosa para la empresa, ya que no tiene coste alguno (no hay que pagar intereses) salvo que a cambio pierda algún descuento por pronto pago.




DESCUENTO DE EFECTOS COMERCIALES


Cuando una empresa tiene efectos comerciales pendientes de cobro, como por ejemplo cheques o pagarés, significa que debe esperar un periodo de tiempo para poder cobrarlos. Sin embargo, a veces las empresas no pueden esperar a la fecha indicada en el efecto y recurren a su descuento.

Un descuento bancario es un contrato en el que una entidad financiera anticipa a la empresa el importe de un efecto comercial no vencido, al cual habrá que descontar los correspondientes gastos, intereses y comisiones.



LÍQUIDO A PERCIBIR = VALOR DEL EFECTO DESCUENTO BANCARIO



Una vez llegada la fecha de vencimiento del efecto, la entidad que anticipó el efecto intentará cobrárselo a la persona que lo emitió, es decir, al cliente (deudor) de la empresa.

Pueden ocurrir dos cosas:


  • Cliente con liquidez: El cliente paga a la entidad, por lo que esta habrá ganado el importe del descuento que, al mismo tiempo, es el coste que debe soportar la empresa por el servicio prestado.


  • Cliente sin liquidez: En este caso la entidad reclama la deuda a la empresa a la que hizo el descuento, ya que aún sigue siendo la propietaria del efecto. De este modo, la empresa soportará el descuento (coste), pero esta vez sin recibir nada a cambio.



Descuento de efectos comerciales



FACTORING


El factoring consiste en vender efectos comerciales pendientes de cobro a otra empresa (factor). De este modo, las empresas pueden cobrar su dinero de manera anticipada (al igual que el descuento de efectos), con la ventaja de que así no asumen el riesgo de impago una vez llegado el vencimiento del efecto.


El coste (interés) es mayor que en el descuento de efectos, ya que la “empresa factor” asume el riesgo de posible impago.



Factoring



CONFIRMING


Contrato a través del cual una entidad financiera hace de avalista, gestionando y garantizando los pagos de una empresa, la cual es su cliente, a sus proveedores a cambio de un interés.

Al mismo tiempo, dicha entidad puede ponerse en contacto con los proveedores de dicha empresa para ofrecer adelantarles el pago, de forma que obtendría un interés por ambas vías.




FUENTES DE FINANCIACIÓN ESPONTÁNEAS


Como vimos al inicio del tema, las fuentes espontáneas son aquellas que no necesitan de una negociación previa. Estas pueden ser:

  • Salarios pendientes de pago: Hasta que no se realiza el pago de salarios a final de mes, la empresa cuenta con dichos fondos para usarlos si lo cree conveniente. Es financiación sin coste.

  • Pagos a hacienda: La empresa hace de intermediaria a la hora de recaudar ciertos impuestos (IVA), por lo que hasta que no llega el momento de la liquidación puede financiarse con ellos sin coste.

  • Descubiertos en cuenta: Gastando más dinero del disponible en su cuenta, pero asumiendo un interés muy alto por números rojos.

70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo