Supuesto práctico: la financiación

En este supuesto práctico vamos a analizar las distintas posibilidades de financiación de una empresa.



SUPUESTO PRÁCTICO:


Una empresa necesita adquirir una serie de bienes para llevar a cabo su actividad productiva, y decide hacerlo a través de fuentes de financiación externas.

Comenta sus posibilidades, teniendo en cuenta el coste asociado.




VEHÍCULO DE EMPRESA.

Para este caso, la empresa puede barajar distintas opciones:


  • Un préstamo a largo plazo, que dure como máximo el número de años en que se vaya a amortizar el vehículo. Sería un error pedir un préstamo a corto plazo ya que lo ideal es pagar nuestras deudas con los ingresos que producen nuestros activos, y lo normal es que nuestra furgoneta no genere los ingresos suficientes en un año como para solicitarlo a corto plazo.

El coste fundamental de este producto financiero serían los intereses del préstamo, aunque puede haber otros costes asociados (seguros, comisiones de la cuenta asociada, etc…).


  • Un leasing o un renting: Si la empresa no quiere hacerse con la propiedad de dicho activo, podrá optar por pagar una cuota mensual, que tendrá un coste mayor o menor en función de que incorpore o no, por ejemplo, su mantenimiento.


  • Si la empresa no tiene prisa por adquirir el bien, podría recurrir a otras fuentes de financiación externas, en este caso propias tales como ayudas o subvenciones las cuales no tendrían ningún coste asociado.




NAVE INDUSTRIAL

  • Una ampliación de capital, en la que los actuales o nuevos socios aporten fondos necesarios para su adquisición. Este tipo de financiación no tendría un coste para la empresa, aunque sí un coste de oportunidad para los socios, ya que podrían invertir su dinero en otros activos.


  • Un préstamo a largo plazo, donde el coste más importante serían los intereses asociados al mismo.




MERCADERÍAS

  • Una crédito comercial, aplazando el pago con el proveedor de modo que no habría ningún coste, salvo que el proveedor nos quite algún descuento que nos proporcionara por pronto pago.


  • Un préstamo a corto plazo, donde el coste sería un interés inferior que si lo pedimos a largo plazo.


  • Usar una línea de crédito, o de descuento si tenemos efectos comerciales pendientes de cobro, para así obtener liquidez y poder afrontar el pago con nuestro proveedor. El coste sería el interés y comisiones que hayamos pactado con nuestra entidad financiera al contratar el producto.


52 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo