• Econfinados. Víctor López

Claves para elaborar la programación didáctica

Actualizado: mar 26

Una vez explicado en entradas anteriores en qué consistía realizar una Programación Didáctica y sus distintas fases, habiendo tratado la forma de preparar la parte práctica de la primera prueba y conocidas algunas sugerencias para poderte decantar por programar para un nivel u otro, ha llegado el momento de conocer las claves para la elaboración de la programación didáctica.


Concretamente son cinco claves, que se resumen en una sola: EL TRIBUNAL LO ES TODO. La idea es que AL MENOS, utilices cada una de las cuatro primeras claves que vamos a ver en todos y cada uno de los apartados que componen la programación. Estas claves son:



1) CREA UN DOCUMENTO ÚTIL. USA LA NORMATIVA TODO LO QUE PUEDAS


Uno de los propósitos que tuve a la hora de hacer mi programación era crear un documento que tuviera valor para mí en el futuro. Lo que no me di cuenta es que en realidad, para quien más valor debía tener era para el tribunal. ¡¡Había que conseguir que quisiera llevársela!!


A día de hoy, en numerosas ocasiones, recurro a la programación de mis oposiciones para ver las características de esto, como se llamaba lo otro, en qué normativa aparecía tal cosa… Un documento que tenga valor para el tribunal y que pueda utilizar en su día a día será muy importante para que te valore bien y al final puedas lograr tu objetivo (la plaza), lo cual nos lleva a la segunda parte de esta primera clave: “usar la normativa todo lo posible”.


En mi programación todo estaba defendido en base a la normativa, pero no solo eso, sino que al principio de cada punto la utilizaba para dar la definición del elemento del que hablaba, para realizar la introducción de cada apartado, para justificar ciertos aspectos, para definir otros conceptos, para enlazar los subapartados que existían en cierto punto… SIEMPRE QUE PODAMOS EMPEZAREMOS CADA APARTADO DE LA PROGRAMACIÓN CON ESTA CLAVE.


Además, lo bueno de utilizar la normativa, no es solo que el tribunal puede comprobar que has hecho los deberes y te la sabes a la perfección sino que además hará que tu programación sea irrefutable y el tribunal no se planteará por qué has decidido poner esa “cosa que le parece tan extraña”, ya que todo está bien amarrado y aparece en la normativa vigente.


Aquí aprovecharía para aconsejarte que utilices un lenguaje técnico y actualizado, recuerda que todo cuenta y lo mínimo que se te pide es que domines el lenguaje que vas a utilizar a lo largo de tantos años, así que procura escribir y hablar con propiedad durante todo el proceso.



2) PONLE LAS COSAS FÁCILES AL TRIBUNAL. (La más importante de todas las claves)


En principio, podría parecer que si hay cinco miembros en el tribunal, estos se van a repartir los temas, las programaciones… y cada uno se lee y corrige una quinta parte del trabajo, pero nada más lejos de la realidad.


Todos y cada uno de los miembros del tribunal deberían corregir todos los temas escritos (primera prueba) de todos los aspirantes y poner la nota en común, pero esto mismo ocurre con la calificación de las programaciones y por supuesto de las distintas defensas.


Una cantidad ingente de trabajo que deben soportar en muy pocos días y bajo una altísima presión. Por este motivo, si en la convocatoria se especifican los indicadores o “criterios de actuación de los tribunales” con los que te calificarán, hazme el favor y cíñete a ellos lo más posible, respetando su orden todo lo que puedas para no complicar más su tarea añadiendo tiempo a la horas de corrección. Además todo lo que pongas en la programación y no aparezca en esos indicadores, valdrá para muy poco, puesto que no podrá ser puntuado directamente.


Un buen trabajo siempre va a ser apreciado por el tribunal, pero si a ese buen trabajo le añadimos que se sigue el 90% o más del orden de los indicadores o incluso que se respeta el título exacto de los mismos, hará la vida más fácil a los miembros del tribunal haciendo que su predisposición a ponerte una buena nota sea mejor que si tu trabajo es bueno pero está todo desordenado. Cuidado, eso no quiere decir que no puedas hacer leves modificaciones, lo cual sería incluso positivo para poder diferenciarte, como veremos en entradas posteriores.


Por este motivo te aconsejo, ahora que estás a tiempo, que te leas todos los indicadores que aparecen en tu comunidad y sobre todo que revises tu índice y el orden en el que expones los elementos de la programación, porque si yo pude elaborarla partir de marzo partiendo desde cero, tú tienes tiempo más que de sobra con todo lo que te voy a contar más adelante.


Este principio no solo es aplicable para la programación en la que el tribunal, al fin y al cabo, tiene más tiempo para leerla y buscar los indicadores, sino que será fundamental a la hora de exponer ya que el tribunal solo tiene una oportunidad para oírte. Así que recuerda, adapta tu programación y tus defensas al orden de los indicadores lo más que puedas.


Si te das cuenta, esta segunda clave guarda muchísima relación con las entradas y videos explicativos anteriormente publicados, y es que si recuerdas, en ellos le di muchísima importancia al conocimiento de los indicadores. El hecho de que todo guarde relación demuestra que ha sido planificado previamente y que por supuesto han sido necesarias muchas horas de trabajo para conseguir el resultado final, lo cual da más valor al trabajo realizado. Si tú también relacionas todo en tu programación el tribunal lo valorará muy positivamente, por este motivo, la siguiente clave que te voy a dar (y de nuevo enlazo) es….



3) RELACIONA TODOS LOS ELEMENTOS DE LA PROGRAMACIÓN.


Los elementos de la programación didáctica guardan entre sí mismos una gran relación, como ya contamos en la entrada anterior “consejos previos”. Sin embargo, deberás hacer un esfuerzo extra para que dicha relación quede bien clara. Es decir, con esto vamos a conseguir demostrar al tribunal que el documento que tiene en sus manos ha requerido, por supuesto, de muchísimas horas de trabajo y, sobre todo, que ha sido de elaboración propia (siendo esto además uno de los requisitos indicados en la convocatoria).


Está claro que lo ideal es tener una muy buena programación de muestra o mejor dicho, mientras más mejor, para observar como lo enfocaron otras personas que obtuvieron la plaza con ella, pero al final lo importante es que la hagas tú y le dediques el tiempo que sea necesario, porque solo así podrás enlazar todos los apartados sabiendo qué es lo que haces exactamente y defenderla con garantías ante el tribunal el día que te toque.


Aquí podríamos añadir lo que tantos preparadores y academias aconsejan sobre lo de utilizar un “hilo conductor” en tu programación que permita relacionar todos los elementos de la programación y así diferenciarte del resto de opositores (nuestra quinta clave), haciendo de esta forma tu programación única. Aunque hablaremos de esto en entradas posteriores, concretamente en la que habla del contexto.



4) HAZ UN DOCUMENTO VISUAL PERO SIN PASARTE


Como hemos dicho, hay que facilitar el trabajo del tribunal y para ello no hay mejor manera que hacer agradable todo aquello que tengan que leer. Debes hacer un esfuerzo extra para que tu programación quede atractiva visualmente, pero sin pasarte, que no sea una feria.


Conseguirlo puede resultar difícil sobre todo si tienes poca experiencia a la hora de elaborar documentos escritos o hace mucho tiempo que no los haces. Si te sirve de ayuda puedes utilizar la “Regla de los tres colores”, aplicable tanto en documentos como en decoración… Si te sirve de ayuda puedes echarle un vistazo a mi libro de Economía de la empresa para 2º Bachillerato en el que fundamentalmente utilizo tres colores (con distintas tonalidades) que son el negro (y gris), naranja y azul. Otra cosa que puedes hacer es intentar acabar cada apartado en un folio, lo cual también causará una muy buena sensación.


Recuerda, que al final las personas solo preguntan “quien ha hecho esta maravilla”, y no “cuántas horas tardó en hacerlo”. Así que lo siento, pero toca echarle horas. Muchas horas.



5) SORPRÉNDE Y EMOCIONA AL TRIBUNAL. DIFERÉNCIATE. HAZ QUE HABLEN DE TÍ


Si quieres sacar una de las mayores notas en tu tribunal no basta con hacer un buen trabajo, ya que eso lo puede hacer cualquiera con el tiempo y la ayuda adecuada. Así que dale vueltas para ver de qué manera vas a despertar las emociones del tribunal, de qué manera vas a sorprenderle haciendo cosas distintas y diferenciadoras del resto de opositores para conseguir que se acuerden de ti incluso después de haber leído o escuchado otras programaciones y opositores. En las siguientes entradas te explicaré algunas de las formas en que yo intenté lograr esta clave a lo largo de toda la programación. Aunque lo mejor fue en la defensa…


Esto no son más que una serie de claves que siempre tuve presente a la hora de hacer cada una de las páginas que componían mi programación y me dieron muy buen resultado, por lo que creo fundamental que las reutilices a la hora de elaborar la tuya. Te las dejo también en vídeo por si te resulta más práctico verlas desde ahí. Además puede que en él diga cosas que aquí no he escrito o viceversa.



Sin embargo, te puedes estar diciendo… “muy bien Víctor, todo esto es una maravilla, pero necesito algo más, no he programado en mi vida (o tengo algunas dudas de cómo puedo plantear un apartado o me gustaría ver como lo hiciste tu) y no sé cómo empezar…”


Pues no te preocupes, porque en las siguientes entradas vamos a ir desgranando poco a poco todos los apartados de la programación didáctica. En algunas, te pondré imágenes reales de mi programación, tal y como ocurre en la siguiente entrada: Portada, prólogo e índice.


Siempre que puedas intenta aprovechar cada una de las oportunidades (o páginas) que tienes en tu programación para diferenciarte y poder sacar así la máxima nota. Yo al menos lo tuve muy en cuenta, como podrás apreciar al ver el siguiente vídeo y entrada.


Espero que te hayan gustado estas claves y sobre todo que puedas aplicarlas.


Nos vemos pronto.


Víctor López Casquero.